No menu items!
Turismo De EscapadasEscapadasAoiz, Lumbier y Sangüesa

Aoiz, Lumbier y Sangüesa

Las claves: Puente Románico de Aoiz – Foz de Lumbier – Iglesia Santa María La Real de Sangüesa.

Aoiz: En el seno del prepirineo navarro nos topamos con Aoiz. Esta localidad guarda en sus entrañas encantos que el visitante no pasará por alto. La estampa que nos ofrece el puente románico a su paso por el río Irati es un paso obligado, así como, la Iglesia San Miguel donde descansa el retablo de Juan de Anchieta del año 1580 o la pila bautismal con el escudo de la villa grabado al pie. El centro histórico de Aoiz atrapa al paseante con muestras de arquitectura civil gótica y moderna como el Palacio de Argamasilla. Asimismo, el entorno paisajístico que le rodea permite practicar el senderismo y acercarse hasta La Nevera, una peculiar construcción de piedra que en antaño se empleaba para conservar alimentos o medicamentos. Además, la gastronomía es un punto fuerte del lugar con una cocina apoyada en la tradición y con la posibilidad de sentarse en una buena mesa de alguno de sus restaurantes.

Lumbier: Si por algo nos llama la atención Lumbier, no cabe duda que es por su foz. Este singular paisaje se compone de una garganta atravesada por el río Irati, poblada de buitres y está rodeada de una peculiar naturaleza y no pasan desapercibidos los dos túneles donde en el pasado circuló el tren Irati (primer tren eléctrico de España). Lumbier se halla a los pies de la Sierra de Leyre y en su calle Mayor descansa el Ayuntamiento más antiguo de Navarra. Una estructura renacentista construida en el siglo XV. Por otro lado, Lumbier cuenta con el Centro de Interpretación de las Foces para fomentar la interpretación de estos ecosistemas y pretende ser un lugar de formación para la acción donde la ciudadanía halle un punto para el encuentro y el debate.

Sangüesa: Aquí nos encontramos con el asentamiento más importante de la Navarra Media Oriental. Sangüesa contiene un amplio repertorio histórico-artístico. Tal es así que, su posición fronteriza y su carácter de escala para los peregrinos del Camino de Santiago provenientes de Francia propiciaron el impulso de Sangüesa hasta convertirse en cabeza de Merindad a mediados del siglo XIII. Podemos disfrutar de un auténtico recorrido monumental trazado desde la entrada de la localidad donde nos maravillará el gran templo de Santa María La Real. Aparte del municipio en sí, el interés que emana se completa con lugares de atractivo paisajístico y monumental que le rodean como el Monasterio de Leyre, las Foces de Lumbier y Arbayún o el Castillo de Javier.

Dónde dormir:En cualquiera de las tres localidades navarras tenemos la opción de pasar noche. Recomendamos una noche en el Hostal Beti Jai de Aoiz donde se puede disfrutar de suites donde podrás obtener todas las comodidades posibles y hacer de tu estancia algo inolvidable. Si, por otro lado, tu idea es viajar en grupo o buscas algo económico te puedes decantar por casas rurales o los campings de Lumbier o Sangüesa.

Hostal Beti Jai. En Aoiz

Hostal Itxasoenea. En Aoiz

Camping Iturbero. En Lumbier

Hotel Yamaguchi. En Sangüesa

Otros alojamientos en Sangüesa

Dónde comer:Las cenas del viernes y del sábado las recomendamos en el Restaurante Beti Jai de Aoiz. Una alternativa sería el menú de sidrería de El Molino-Errota. La comida del sábado en el Hotel de Ecay. El domingo se puede aprovechar una salida hasta Sangüesa, donde disfrutaremos de una carta con lo mejor de la gastronomía navarra.

Comer en Aoiz

Comer en Lumbier

Comer en Sangüesa

Artículos similares

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular